1. La Escuela, Lugar de Educación

Un Derecho

Toda persona tiene derecho a la educación y la sociedad debe ofrecerle los medios necesarios para que pueda ejercerlo en el marco de libertades proclamadas en nuestra Constitución.

Qué Supone

  • La libertad de creación y dirección de centros educativos
  • La libertad de elección de centro por parte de las familias.
  • La libertad en el desarrollo de la función docente, en el marco del Carácter Propio de cada Centro.
  • El derecho a recibir una formación religiosa y moral conforme a las propias convicciones.
  • El derecho a la participación de los diferentes miembros de la Comunidad Educativa en el control y gestión de los Centros.
  • El derecho a la gratuidad que asegura el acceso de todos a la educación.

Para Conseguir

  • El pleno desarrollo de la personalidad de los alumnos.
  • La formación en el respeto de los derechos y libertades fundamentales de la persona.
  • La adquisición de hábitos intelectuales y de técnicas de trabajo.
  • El desarrollo de actitudes que favorezcan la participación en la vida social y cultura.
  • La capacitación para el ejercicio de actividades profesionales.
  • La formación en el respeto a la pluralidad lingüística, cultural y religiosa de nuestra sociedad.
  • La disposición para comprometerse personal y solidariamente en la construcción de una sociedad más humana y más justa.

2. La Escuela Católica

La Iglesia Católica coopera con la sociedad al desarrollo integral de las personas desde el mensaje y los valores del Evangelio.

A Través de su Acción Educativa

Promueve la formación integral de los alumnos, de acuerdo con una concepción cristiana de la persona, de la vida y M mundo. Propone una síntesis entre fe, cultura y vida. Imparte la Enseñanza Religiosa Escolar con programas académicos adecuados en su contenido y calidad. Promueve, entre quienes lo desean, itinerarios de educación en la fe. Orienta hacia la inserción y el compromiso en los movimientos y servicios eclesiales. Colabora con otras fuerzas sociales comprometidas en la construcción de la sociedad.

3. La Escuela Salesiana

El estilo Educativo – Pastoral de Don Bosco y la experiencia de María Mazzarello han dado unas características propias a la Propuesta Educativa Salesiana de las escuelas promovidas por los Salesianos y las Hijas de María Auxiliadora.

Nuestra Escuela trata de:

Ser popular, libre y abierta a todas las clases sociales, dando preferencia a los más necesitados. Poner al alumno en el centro de la acción educativa. Presentarse como familia educadora, en la que los jóvenes encuentran “su propia casa”. Destacar la personalización de las relaciones educativas mediante la presencia de los educadores entre los alumnos. Dar preferencia a las necesidades de la zona. Promover la solidaridad con los pobres. Hacer real la participación corresponsable de todos los miembros de la Comunidad Educativa. Acogerse a la financiación pública para garantizar la gratuidad de la educación.

Además, nuestro concepto de Promoción Integral de las personas nos exige:

Ayudar a dar vida a la comunidad local mediante el conocimiento y cultivo de la lengua, las costumbres y la cultura de la región. Potenciar un clima de integración y de apertura a todos los pueblos y culturas. Impulsar la participación en la vida y misión de la Iglesia local.

Descarga aquí la Propuesta Educativa de las escuelas salesianas